Los fantasmas de la Navidad de Tuca Comments Off on Los fantasmas de la Navidad de Tuca

Otra final más, y viéndola desde TV se sufre demasiado, casi tanto como verla en vivo. En el primer tiempo a más de un aficionado se le salió el corazón, en especial con el gol de Herrera, ahí se vía venir que sufriríamos.

Hasta no queriendo las finales de Libertadores y de diciembre pasado vinieron a la mente de todos los aficionados, mismas que se perdieron por marcadores abultados. Los fantasmas de los malos cambios podían hacerse presentes en el Olímpico de CU… y lo hicieron.

Cara de desconsuelo entre la hinchada felina cuando vieron que la tarjeta de cambio indicaba la entrada de José Torres, quien tuvo mucha calidad, pero en su última etapa con Tigres ha quedado a deber.

Los asientos quedaron solos cuando “Tuca” se volcó atrás haciendo que Briseño, el famoso “Pollo”, entrara a cerrar una línea de cinco que invitaba a Pumas para volcarse al ataque, ¿qué más podíamos esperar?

Claro, como era de preverse, los fantasmas de las finales pasadas visitaron a Tigres, así como los de las navidades pasada, presente y futura lo hicieron con el Señor Scrooge. Y Pumas empató el global; sí, el alargue era evidente.

“Tuca Scrooge” era víctima del fantasma de la final pasada, tal como en la novela de Charles Dickens, esos malos cambios casi le quitan la corona. Afortunadamente para él André-Pierre Gignac, en papel del fantasma de la final presente, salvó la Navidad de Ferretti al poner el tanto que a la postre serviría para ir a la tanda de penales.

Ya en penales Jiménez tuvo el papel del fantasma de la final futura, ¿por qué?, porque salvo su paso por Xolos han tenido continuidad en el proceso de Ferretti desde el último campeonato antes de este, en 2011. Seguro seguirá con el equipo mucho tiempo más y estará en más finales; encordar que Tigres tiene en puerta la Liga de Campeones de CONCACAF, además del torneo venidero y ¿porqué no?, un Mundial de Clubes si todo sale bien.

Al final, como en la novela del Señor Scrooge, “Tuca” terminó siendo ovacionado y apreciado por la gente, misma que siempre lo aborreció por su sistema, por sus planteamientos y su forma de jugar las finales pasadas.

Y sí, el “Tuca Scrooge” le dio alegría a la gente y al final agradeció diciendo casi igual que el pequeño Tim en el clásico cuento escrito por Dickens: “En nombre de todos los jugadores, y todo el equipo, muchas gracias por todo su apoyo. Que Dios los bendiga…”.

Previous ArticleNext Article
Orgullosamente regiomontano, rayado de corazón, soy de la idea que las mujeres y el fútbol son las cosas mas bellas del mundo.