Clásico Regio – El clásico del futuro Comments Off on Clásico Regio – El clásico del futuro

Clásico Regio

El Clásico Regio

Tigres y Monterrey disputarán pronto el clásico número 117 de su historia, pero no es del duelo deste domingo que hablaré y sí del salto en el tiempo que ambos clubes dieron en relación a los demás clubes del fútbol latinoamericano. Como brasileño, acostumbrado desde pequeño con un nivel exigente en el fútbol, veo a los dos clubes como referencias actuales en el continente. Explicaré los porqués a seguir.

 

Ningún otro clásico en el continente americano posee dos equipos que llevan tanto público actualmente en las tribunas. Los Rayados con promedio de 40.124 y los Felinos con 41.256 dejan cualquier analista extranjero perplejo con la pasión del pueblo de Nuevo León por sus equipos. Para el pueblo mexicano, sobre todo para el pueblo regio estas cifras parecen normales, pero no lo son. El Flamengo, club brasileño con el mejor promedio en Brasil y que posee casi 35 millones de aficionados, tiene un promedio inferior a las 36 mil personas por partido. Brasil, mundialmente conocido por el fútbol, poseé un promedio de público de su campeonato inferior a las 19 mil personas por juego con un promedio de precio en los tickets equivalente a 148 pesos por persona. Sí, los clubes brasileños tienen mucho que aprender de los regios sobre cómo llevar un gran público a los estadios. Podría hablar de la expansión del fútbol femenino en los dos clubes, pero es algo que dejaré para otra oportunidad.

 

Observar las cifras desembolsadas en fichajes por parte de Rayados en los últimos 18 meses es algo surrealista. Los Tigres siguen en el mismo camino y, además, vienen conquistando títulos en la era Gignac. La solidez financiera, ADN de los equipos regios, aún no es parte de los grandes clubes brasileños. Como ejemplo podemos citar que el Corinthians, campeón mundial en 2012 contra el Chelsea de Cech y Torres, tiene una deuda superior a los 300 millones de dólares referentes a su estadio construido para el Mundial 2014.

Los clubes regios son referencias en cómo administrar sus clubes. Una historia de bastidores, a principios de 2013 cuando los dirigentes del Santos FC, tierra del Rey Pelé, intentó contratar a Humberto Suazo junto a los Rayados, resume bien la historia. Asustado por la organización de Pandilla y de cómo los mexicanos estaban preparados financieramente para mantener a su ídolo, el Santos, que en aquella época tenía a Neymar como estrella máxima en el continente, se vio obligado a renunciar al trapaso. Fue un balde de agua fría en aquel momento, pues el club bicampeón mundial y tricampeón de la Libertadores necesitaba un delantero con las características del “Chupete” y se sintió impotente ante un club tan organizado. El Santos ya sin Neymar, aún en 2013, acabó optando por el delantero Leandro Damião, derrotado por la generación dorada mexicana en la disputa del oro en Londres de 2012, al contratarlo por poco más de 20 millones de dólares. La falta de interacción, la mala gestión entre la junta directiva y la comisión técnica del “Peixe” llevó el negocio a un fracaso. El jugador no fue bien en el Santos y llevó al club a pagar una deuda millonaria que asumió con un inversor.

 

Cuando Gignac llegó a Tigres, la prensa brasileña no creyó en el fichaje y lo nominó como transferencia que “sólo ocurre en el Football Manager” (famoso juego de Sega). Cuando Vargas, delantero goleador de la Copa América Centenario, firmó con los felinos la sensación fue de que hay clubes poderosos en Mexico y recordó a la vieja discusión de que el fútbol brasileño revela muchos talentos, pero maneja muy mal sus clubes si comparados a los hermanos mexicanos. Este sentimento fue reforzado con la recente oferta de Rayados a Pedro Abreu del Fluminense.

Si me preguntan como apasionado por el fútbol mexicano, desde los tiempos de La Volpe en 2006 con el TRI, cuál es el conocimiento que se tiene por los dos equipos en el Brasi; yo, con entusiasmo, diré que todavía es pequeño, pero ya es el más grande que ya se ha tenido aquí. Los clubes regios consiguieron hacer ruido a los brazucas mismo sin tener un canal transmitiendo a la Liga MX por la televisión brasileña. Basta ver que un jugador desacreditado en Monterrey, Carlos Sánchez, llegó al Santos en la última ventana y ya se ha convertido en referencia no sólo para el club como para el campeonato brasileño. Sus actuaciones han sido brillantes hasta aquí. Podemos hablar tambien de la forma magnífica que Rayados promueve sus amistosos o de la genealidad al crear un canal en Youtube exclusivo para su aficionado infantil. Eso sin contar el miedo compartido por los dirigentes brasileños cuando un equipo mexicano tiene interés por un jugador de su equipo. Es difícil explicar a un extrajero que nosotros brasileños somos el pueblo que más revela atletas para el mundo, pero ni siquiera conseguimos mantenerlos aquí durante mucho tiempo mismo teniendo acuerdos “europeos” con patrocinadores y TV. Nuestros dos nuevos talentos ya se han negociado con el Madrid (Vinicíus Junior y Rodrygo).

 

Si me preguntan como consultor deportivo y entrenador lo que falta para que los regios alcancen un nivel continental y peleén con Boca, River, São Paulo, Santos y otros por el protagonismo del fútbol en América, les diré que los clubes regios poseen todos ingredientes (equilibrio financiero, poder adquisitivo, clamor popular) necesarios para realizarlo y apenas deben seguir una fórmula correcta. El fútbol mexicano necesita volver a la Copa Libertadores, pues es la competición referencia mundial sobre el fútbol en el continente. No es desmerecer las conquistas y ni el pasado de los clubes en otras competiciones, pero la Copa Libertadores tiene el prestigio de tener representantes de tres países campeones mundiales y, en competividad, es la mejor competición del mundo. Basta ver que desde 2001, teniendo un mexicano en la final, un club jamás conquisto a la competición de forma consecutiva (el último fue el Boca Juniors em 2000-2001).  Tigres llegó a su reputación máxima mundial cuando estuvo en la final de la Copa Libertadores en 2015 contra el River Plate. 

La Liga de Campeones de la Concacaf no acompañó el crecimiento del fútbol mexicano y temo que pueda limitar la expansión de equipos como América, Chivas, Tigres, Monterrey, Cruz Azul, Pumas, Toluca y etc. Los clubes mexicanos, especialmente los regios que son limitados a dividir la población de un estado que no es tan populoso, necesitan trabajar sus marcas en América del Sur. Es inaceptable que la Liga Mx no tenga una televisión transmitiendo sus juegos en Brasil y que sea casi imposible encontrar productos de sus equipos en países como Argentina y Colombia. Esta pasión aliada a la buena administración financiera en el mercado interno necesita ser expuesta a los consumidores del fútbol sudamericano. No tengo ninguna duda de que en Brasil la Liga Bancomer MX tendría un público más amplio que la liga portuguesa, china, holandesa y disputaria con la liga francesa, incluso con Neymar, y con la liga argentina. El horario no estorba. En Brasil no hay partidos a los viernes y los partidos del sábado y del domingo casi siempre, debido al huso horario, no tendrían competencia contra otras competiciones. Hablando del fútbol en la cancha, alianzas con clubes brasileños para promover las metologías de atletas infantiles del fútbol sala para el fútbol de campo posibilitarían que las canteras mexicanas tuvieran jugadores con un poder de raciocinio ampliado y más creativos.

 

Como decimos por aquí en Brasil, en un dicho popular, “ustedes poseen el cuchillo y el queso en las manos” y sólo basta cortar el “queso” para disfrutar de los benefícios de esta exposición para el mercado sudamericano. ¿Por qué el clásico regio es el clásico del futuro? Porque ningún otro clásico en México posee tanta solidez administrativa y apoyo popular para poner este proyecto en prática.

 

¡Buen clásico y nos vemos pronto!

Previous ArticleNext Article

¡Excelente! Ya eres parte de la Mente Futbolera.

Hubo un error, por favor intenta de nuevo.

Mente Futbolera will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.